abril 15, 2024

Caminá a tu ritmo

¿Cuántas veces te encontraste comparándote con los demás?

Ojo, es un hábito súper arraigado en nuestra cultura, lo que a veces nos lleva a olvidarnos de nuestro propio valor.

A ver, creo que es importante que lo pensemos de esta manera: Cada uno corre una carrera única, con diferentes obstáculos y metas.

Y viéndolo así: ¿por qué perdemos tanto tiempo mirando el cronómetro del otro?

Trabajar en dejar de compararnos con los demás es fundamental para liberarnos de las cadenas que nos impiden avanzar.

La vida ocurre para vos. ¿La vas a ocupar pensando en lo que hacen los demás?

Cada error, cada aprendizaje, cada logro, es un paso más hacia TUS metas.

Y acá es donde entra en juego el poder de tus elecciones. Cada decisión, desde la más trivial hasta la más significativa, puede modelar el curso de tu vida.

¿Pero cómo nos aseguramos de que estas decisiones nos llevan donde queremos?

Una clave es observar las cosas, no absorberlas. En un mundo lleno de estímulos, información, opiniones, expectativas, es importante que aprendamos a filtrar.

No todo lo que brilla es oro, y no todo está hecho a medida para nuestra vida.

Entonces, tomarse unos minutos para observar sin juzgar ni comparar, puede ser súper liberador.

A ver, ser feliz depende de vos.

Sí, suena trillado, pero es una gran verdad. La felicidad es más una decisión personal, va de adentro hacia afuera, y no al revés.

Observá el mundo a tu alrededor, pero no dejes que te defina.

Al final del día, la única comparación válida es con la versión de nosotros de ayer.

Mejorar, crecer y sobre todo disfrutar del viaje es lo más importante.

Porque, después de todo, esta es tu vida.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¿Conocés la triple «C»?

¿Conocés la triple «C»?

Cuidarse para conquistar

Cuidarse para conquistar

¿Ya hiciste tu détox mental?

¿Ya hiciste tu détox mental?

SUSCRIBITE AL NEWSLETTER

Nombre
Email
>