diciembre 6, 2022

¿Cuántas decisiones tomaste hoy?

Quiero decirte algo.

Dejá un minuto lo que estás haciendo, que esto es importante:

👉 Cuando elegís no decidir algo, estás decidiendo…

¿Cómo? ¿Es eso posible?

A ver, pongamos un ejemplo: Querés cumplir una meta, la que sea, pero para hacerlo tenés que cambiar algún aspecto de tu vida o trabajar en algo que no querés o no te animás a hacer. Tenés que decidir:

  1. Que tu vida siga como siempre.
  2. Pegar el salto.

Postergás la decisión para más adelante porque no sabés qué hacer. Bueno, ahí decidiste: Tomaste la decisión de seguir con tu vida tal como está, hasta que llegue el día en el que te animes a dar ese salto.

Entonces, ¿Qué estamos decidiendo cuando decidimos no decidir? (a ver, decilo rápido en voz alta 😂)

Decidimos que nuestra vida siga en una suerte de Stand-By. Decidimos no decidir. 

💪 Porque cuando decidimos HACER, ocurre el cambio. Las decisiones no son más que movimientos, como si estuviéramos en una partida de ajedrez, y en la vida como en este célebre juego: no hay que dar nada por hecho, es importante que pensemos nuestros movimientos y no quedarse quieto.

Y te hablo de cualquier tipo de decisión: desde pensar si comer o no lo que sobró de anoche hasta pensar en el mayor cambio que tu vida necesita (o no):

Nuestra vida se basa en las decisiones que tomamos. Y todo a nuestro alrededor se moldea según nuestras decisiones. 🤯

Entonces, vamos a centrarnos en esas decisiones que podrían cambiar nuestra vida o, algún aspecto de ella, para bien:

👉 ¿Por qué no nos animamos a tomar algunas decisiones? Si decidiendo no tomarlas no estamos haciendo más que decidir seguir igual…

Acá es cuando tenemos que empezar a confiar plenamente en nuestras ideas. A direccionar nuestras metas para sentir mayor seguridad y, sobre todo, a tener consistencia y disciplina.

A ver, no te digo que todas las decisiones van a ser fáciles. Siempre vamos a enfrentarnos a algunas que desearíamos no tener que tomar y saltearnos esos momentos difíciles. Pero va a suceder, y es importantísimo que estemos preparados para atravesarlos.

¿Por qué es tan importante? Por todo lo que las decisiones que tomemos día a día vienen a enseñarnos. ¿Y qué mejor que reconocer y disfrutar de lo aprendido? Esa es la magia del proceso. 🌈

Si queremos tener éxito en la vida (sea cual sea la razón) tenemos que tener en cuenta que, una de las claves del éxito está en tomar decisiones que sabemos nos harán bien y nos ayudarán a progresar.

👉 ¿Y cuáles son esas decisiones? No lo sé. Todos vamos a enfrentarnos a distintas situaciones que nos van a llevar a tomar distintas decisiones. Tu vida no es la misma que la mía, la del vecino o la de Steve Jobs. ¡Y eso la hace tan interesante!

🤔 ¿A qué voy con todo este cuento sobre las decisiones?

A que la próxima vez que tengas que decidir algo importante, algo que sabés que puede hacerte bien en cualquier aspecto: Postergar esa decisión va a ser decidir postergar tu bienestar.

Animate a hacer, a llamar, a decir, a gritar, a pedir. Animate a saltar, a correr, a VIVIR. Que cada decisión en tu vida te haga sentir que las cosas lo valen. 💪

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¿Cuántos cambios entran en una sola persona?

¿Cuántos cambios entran en una sola persona?

El hecho de que sea posible, depende de que seas capaz de crearlo. 💭

El hecho de que sea posible, depende de que seas capaz de crearlo. 💭

¿Prestás atención a tu cuerpo o silenciaste las notificaciones?

¿Prestás atención a tu cuerpo o silenciaste las notificaciones?

SUSCRIBITE AL NEWSLETTER

Nombre
Email
>