octubre 4, 2022

La vida no trae control remoto 🎮

En estos momentos me encuentro sentado frente a la computadora, escribiendo y borrando y escribiendo y… ya sabés el resto.

Pero aunque no encuentre las palabras para comenzar, todos los martes escribo para vos, para que reflexionemos juntos, y me encanta.

Y hay días en los que es más fácil, otros en los que cuesta más. Hoy se me ocurrieron tantas cosas para contarte, para reflexionar, que se me hizo un nudo de palabras. 

Pero, me parece que quiero hablarte de algo que últimamente he visto bastante en estos días: La necesidad de controlar todo. 💥

🤔 Yo no puedo controlar qué días voy a estar más o menos inspirado para escribir. Tampoco si mañana va a llover o no. Sí puedo controlar cómo me siento y cómo voy a actuar al respecto, pero hay cosas que escapan de nuestras manos.

Entonces, ¿qué pasa cuando queremos controlarlo todo, aún sabiendo que hay cosas que nos exceden? 😵

¡Stop! 🛑 En esos momentos es cuando hay que hacer una pausa y dejar de presionarnos tanto. No podés adivinar ni controlar cosas que dependen de alguien más, o incluso, de factores que ni siquiera son humanos, como por ejemplo: El tiempo.

Sí, quizás tenías todo organizado y planeado de manera tal que parecía perfecto, y de repente, ¡BOOM! 🔥 las cosas salieron distinto a lo planeado. Bueno, cuando esto te pase: tomá el control de TU mente.

¿A qué me refiero? 👉 A que controles y gestiones lo que sí está a tu alcance, y es lo que vas a hacer con eso. Hay una frase, que quizás conozcas, que dice:

“No somos lo que nos pasa, somos lo que hacemos con lo que nos pasa”

No importa si algo salió bien o mal, importa cómo lo vamos a tomar. Mirar hacia adelante y a controlar lo que sí está en nuestras manos. Hacé lo que podés, con lo que tenés: El control sobre tu mente y tus acciones.

😥 Si estamos constantemente queriendo controlar cada aspecto de nuestra vida, solo vamos a ganar estrés, ansiedad, frustración. Y todas esas emociones van a terminar repercutiendo en nuestra conducta, en nuestro estado de ánimo, en muchos aspectos de nuestra vida.

Desde ya, no vas a poder controlar cuando alguien se enferma, cuando llueve, cuando está colapsada la autopista, y mucho menos lo que alguien más piense, diga o cómo actúe.

Mirá, yo dejé de querer controlar de qué iba a hablar hoy, y cómo iba a seguir este artículo… y nos trajo hasta acá 🤭

Hoy quiero invitarte a que, si algo de esto te sucede, hagas lo siguiente: 

🙏 Respirá hondo, contá hasta 10 y despejá la cabeza de tanta presión. Está bien no tener el control sobre todo, nadie lo tiene. 

🙏 No hay una fórmula secreta, cada uno tiene su manera de relajar y de gestionar sus emociones y la manera en la que actúa: te propongo encontrar la tuya.

🙏 Tomá el control de lo que sí está a tu alcance, ¡y no te presiones! 

Te invito a que, juntos, encontremos el equilibrio 🙌

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Si no sos vos, ¿Quién?

Si no sos vos, ¿Quién?

Sin bola de cristal: ¿Qué va a pasar hoy?

Sin bola de cristal: ¿Qué va a pasar hoy?

Paren el mundo, ¡quiero descansar!

Paren el mundo, ¡quiero descansar!

SUSCRIBITE AL NEWSLETTER

Nombre
Email
>