abril 5, 2022

Nada se pierde, de todo se aprende ?

Hoy quiero hablarte sobre un dicho bastante conocido:

“El que no arriesga no gana”.

A partir de esta frase, leí a alguien decir que â€œel que no arriesga no tiene nada que perder” y me dejó pensando un largo rato. El que no arriesga ¿no pierde nuevas oportunidades y posibilidades de ser/hacer lo que se quiere? ?

Y el que gana, ¿qué gana? ?

? Podemos hablar de alguien que arriesgó sin conseguir éxito pero ganando experiencia, nuevos aprendizajes, nuevas maneras de encarar los distintos obstáculos que se presentan o nuevas oportunidades disfrazadas de adversidad. ?

Tomar carrera y tirarte sin saber si el paracaídas se va a abrir o no en el lugar que querés, ya de por sí implica una ganancia: 

? Ganás confianza en vos y en tu proyecto. Ganás nuevas posibilidades de seguir aprendiendo y nutriéndote para que, el momento en el que llegues a la meta, lo hagas con conocimientos y preparado para todo lo que viene con ella.

Y no arriesgarse, un poco es perder ? (ojo, desde mi punto de vista): No te das el lugar a crear nuevas oportunidades, no salís a buscar eso que tanto deseas, no das el salto para cumplir los desafíos que te llevan a tu presente o futuro ideal. 

Sí, esto te debe generar la misma duda que a mí: Entonces Â¿deberíamos arriesgarnos más y temer menos?

Puede ser ?. Pero mi experiencia me dice que no sin acordarnos dónde estamos parados y centrarnos en lo que verdaderamente queremos sin lastimar a nadie. 

No vas a ir corriendo mirando solo hacia adelante y chocándote con las personas que se cruzan en el medio, sin chequear ambos lados ni valorar lo que quedó atrás y colaboró con lo que sos hoy.

¡No seas atropellado! ?

Sí, está perfecto que te priorices, como siempre digo, uno necesita darse la importancia que se merece. Pero es necesario que tomes consciencia de qué y quienes te rodean para relacionarte desde una posición de empatía y respeto.

No solo porque quizás en un futuro estas personas sean quienes tengan la posibilidad de ayudarte a abrir el paracaídas ? en plena caída y viceversa, sino también por el simple hecho de que son personas como nosotros y merecen ser tratados de la mejor manera. Recordá siempre que somos seres emocionales, aprovechemos eso para generar vínculos más profundos y acompañarnos a la línea de meta.  ?

Entonces, se podría decir que, por lo menos por ahora, he llegado a una conclusión y me encantaría compartirla:

? El que arriesga, va a ganar aún “perdiendo”. Lo digo entre comillas porque creo que en realidad no existe pérdida si hay aprendizaje. De toda situación se puede a-p-r-e-n-d-e-r.

? El que no arriesga y se queda en el mismo lugar en el que siempre estuvo, ya sea por miedo, falta de motivación o comodidad, va a “perder” la posibilidad de seguir creciendo tanto profesional como personalmente.

Este es solo mi punto de vista, es por esto que me gustaría leerte a vos y que podamos reflexionar juntos:

? Â¿Qué crees que es lo que se “gana” cuando tomamos riesgos? 

? ¿Qué “pérdida” se evita al no tomar riesgos? 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La clave para ser feliz

La clave para ser feliz

¿Confort es una mala palabra? 

¿Confort es una mala palabra? 

¿Qué hacés cuando no sabés qué hacer? 🤯

¿Qué hacés cuando no sabés qué hacer? 🤯

SUSCRIBITE AL NEWSLETTER

Nombre
Email
>