noviembre 2, 2023

¿Qué tenés para ofrecer HOY?

¿Cuánto diste de vos en el último mes?

🤔 ¿Es lo mismo que pudiste dar esta última semana?

Hay algo que a veces nos olvidamos y creo que es fundamental recordar: 

No todos los días vamos a poder dar el 100%. O mejor dicho: Nuestro 100% no va a ser igual todos los días. ¡Y no está mal! 🤷

Te pregunto, 👉 ¿cuánto te permitís dar de vos? Ciertas ocasiones nos presionamos para dar todo de nosotros en todo momento. 

Y hay algo que pocas veces tenemos en cuenta: Lo único constante en nuestra vida es el CAMBIO.

Cada día nos trae nuevos desafíos, nuevos sentires, nuevas maneras de atravesar la rutina.

A veces, estos desafíos afectan nuestro día a día. Por lo que es importante, repito, aprender qué hacemos con lo que nos pasa. No resistirnos, al contrario, abrazar esto que nos suceda y entender qué podemos hacer en (y con) esas circunstancias.

¡Permitite dar lo que podés en ese instante! Nadie puede juzgarte si tu 100% hoy fue menos que tu 100% de la semana pasada.

No te castigues si no podés dar “lo mejor” de vos en un momento específico. Hay que aprender de lo que nos pasa y seguir avanzando.

En un mundo en constante transformación, con miles de estímulos y la necesidad de estar en constante movimiento, generando valor… (uf, ya me cansé)

Es normal que sintamos que tenemos que estar con la batería cargadisima y allá arriba todo el tiempo (imaginame señalando el techo 😂). 

Por eso creo que es tan importante que puedas hacer una pausa entre toda la vorágine del día a día y te escuches. 

Preguntate: 

💚 ¿Cómo me siento hoy? 

💚 ¿Qué necesito? 

💚 ¿Hasta dónde puedo permitirme dar hoy sin hacerme mal?

Reconocer cómo estamos y qué necesitamos nosotros primero, es clave para poder estar bien y a partir de ahí, compartirnos con los demás.

Porque si nosotros no nos prestamos atención, si no nos cuidamos y no nos tenemos como prioridad, ¿en qué quedamos? 🤷

Sé amable con vos y con lo que podés dar cada día. Hoy quizás fue menos, pero mañana es un nuevo día. 

Ojo, también cuenta para los demás…

Aceptá lo que los demás pueden darte, sin exigir. Así como el otro no está en nuestra cabeza, nunca sabemos por qué está pasando la persona que tenemos al lado.

Y recordá: Mientras des lo mejor de vos con las mejores de las intenciones, las cosas, con tiempo y constancia, saldrán como querés. Mientras trabajes en ellas.

😉 No importa si hoy diste menos que ayer, mientras sepas que, aún atravesando nuevos desafíos cada día, te abriste a la posibilidad de dar lo máximo que podías.

¡A seguir creciendo! 🙏

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Caminá a tu ritmo

Caminá a tu ritmo

¿Conocés la triple «C»?

¿Conocés la triple «C»?

Cuidarse para conquistar

Cuidarse para conquistar

SUSCRIBITE AL NEWSLETTER

Nombre
Email
>