marzo 22, 2022

Un día lo decidiste… y acá estás: ¿Te reconocés?

Existen días en los que nos despertamos super desmotivados y las ganas de quedarnos en la cama y no hacer nada nos superan. Pero… 

 ? ¿Habrá algo mal en nuestra rutina? ¿O solo es el cansancio de ir a mil por hora y no parar un segundo a disfrutar un poco del día a día?

A raíz de esos pensamientos me puse a reflexionar acerca de quién soy y de lo que hago. Así que hoy quiero preguntarte algo: 

? Si pudieras elegir tener otra profesión o estilo de vida por 24 horas, ¿Quién serías? ¿Cambiarías algo de tu vida? 

Y ahora que lo pensaste. ¿Por qué no ser esa persona que te imaginaste en la primera pregunta?

Muchas veces (ojo, en mi opinión) nos hacen pensar que quizás ya es tarde para esforzarnos por ser quienes queremos ser, que es “más fácil” conformarse con un trabajo que te permita tener un estilo de vida medianamente bueno y que con esto basta.

Pero, ¿más fácil para quién? ? ¿Basta con ganar “un buen sueldo”? Porque por lo menos desde mi punto de vista, es preferible sentirse bien con uno mismo y con lo que hacemos que ganar un par de pesos más pero tener una vida de la que no estamos conformes.

Y hablando de trabajo y de dedicarse a lo que uno quiere (hoy estoy muy preguntón), quiero que reflexionemos juntos devuelta:

? ¿Trabajás de lo que te gusta? ¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

 Acerca de lo primero que se te vino a la cabeza en la segunda pregunta: ¡Potencialo! Si disfrutás de hacerlo, ¿por qué no dedicarte más a eso? Ocupá la mayor parte del tiempo en las tareas que te gustan. ?

Y si no estás conforme con lo que hacés, entiendo que no sea fácil en un contexto en el que las vueltas de la vida parecen ser impredecibles, pero, ¿por qué no animarse a dar el salto? ? (sí, sé que me pongo repetitivo, pero encuentro necesario grabarte en la cabeza que no te conformes)

Porque, valga la redundancia, las vueltas de la vida son impredecibles. Quién te dice, quizás al arriesgarte terminás siendo mucho más feliz. Siempre se puede tomar otro camino.

Y acordate siempre (? apreciación mía) que es súper importante poder rodearse de gente que te ayude a crecer. A veces necesitamos una mano, un empujón, un hombro en el que apoyarnos… Seamos dignos de confianza y que los que nos rodean lo sean también.

Si mantenemos una actitud positiva y empática, nuestro círculo será similar. Como siempre digo, una buena actitud puede cambiar muchísimas cosas. ?

? En resumidas cuentas: La vida es corta y cada día cuenta. Si no tenés ganas de hacer nada, tomate ese día para transitar lo que te pasa y escuchar lo que tu cabeza y tu cuerpo te están pidiendo.

Si tenés ganas de comerte el mundo, ¡ADELANTE! ? Ojalá así sean la mayoría de tus días.

Y lo más importante:

? Sé quien quieras ser todos los días de tu vida. ¿Qué importa lo que los demás exijan? Que los mandatos y expectativas ajenas no te envuelvan en un remolino del que no podés salir.

Viví por y para vos y disfrutá como más quieras de este camino tan loco que es la vida.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La clave para ser feliz

La clave para ser feliz

¿Confort es una mala palabra? 

¿Confort es una mala palabra? 

¿Qué hacés cuando no sabés qué hacer? 🤯

¿Qué hacés cuando no sabés qué hacer? 🤯

SUSCRIBITE AL NEWSLETTER

Nombre
Email
>